¿Cuánto tiempo pasa para que se oxide un candado? » Shomei

«

»

Jun 22

¿Cuánto tiempo pasa para que se oxide un candado?

Este tiempo va a depender de las condiciones climáticas a las que este expuesto este elemento de seguridad. El proceso de oxidación de los metales, aumenta si permanece la mayoría del tiempo al aire libre. El contacto con el oxígeno hace que se detone un proceso de oxidación, que debilita los mecanismos del candado.

Efectivamente esto ha sido pensado por los cerrajeros, por ello se han fabricado candados con materiales que resisten las lluvias, exposición al sol, brisas salinas o el polvo.

Un candado resiste más a medida que se realizan mantenimientos precisos, aunque la escogencia adecuada de la pieza de cerrajería es vital, si desean que perdure un tiempo.

Evitando la corrosión de un candado

Además de las condiciones del ambiente, un candado presenta riesgos latentes de ser violentados por delincuentes. Parece que este elemento de seguridad naturalmente fue hecho para ser abierto, porque representa una tentación para los intrusos.

Sin ser un profesional de la cerrajería, se pueden cuidados para para alargar la vida de los candados. Pero si así lo desea los cerrajeros realizan efectivas tareas de mantenimiento para que se mantengan funcionando correctamente.

Si es inevitable que esté expuesto a la intemperie, debe hacerse mantenimiento cada tres meses aproximadamente. Los candados fabricados de acero inoxidable son los más recomendables.

Hay que evitar que el candado tenga fisuras en el recubrimiento que podrían hacer que se oxide y se debilite por ese punto. Estas fisuras pueden venir de fábrica o pueden ser producidas por golpes, o por posible vaivén del aire si es que cuelgan de cadenas, golpeándose constantemente hasta lograr dañar la superficie.

Qué hacer cuando el candado se atasca

No hay nada más común que un candado atascado. Hay quienes desistimos de luchar con sus mecanismos de cierre y lo desechamos por pensar que ya nada es posible para que funcione.

Siempre es una opción, llevarlo a un centro de cerrajería para que los reparen, te podrías asombrar lo que los cerrajeros pueden llegar a hacer con ellos.

Un mantenimiento preventivo siempre es valioso. Una medida muy práctica es colocando lubricante no graso entre las ranuras del brazo del candado, para liberar el mecanismo de posibles atascos.

Colocar la llave en el cilindro varias veces, abriendo y cerrando la oreja del candado para que el lubricante surta su efecto.

Siempre está contra indicado usar algún tipo de aceite porque este atrapa el polvo, lo que ocasionaría que en un periodo pasivo, esta mezcla se endurezca y evite que vuelva abrir correctamente.

Es importante no forzar la llave dentro del cilindro porque podría romperse y ocasionar otro daño adicional, el mantenimiento es un arte de paciencia.

Cuáles son las opciones más resistentes a la intemperie

Cuando un candado ha sido olvidado por muchos años al exterior, es muy difícil recuperar, por su proceso de corrosión, o tal vez porque ya no se sepa dónde está ubicado su llave.

Pero siempre hay opciones si es la intención dejarlos a cargo de una propiedad al aire libre, colocar candados marinos o del tipo hermético para que resista el tiempo posible, mientras un delincuente no lo consigue antes.