Lo que necesitas saber antes de instalar una puerta de garaje

Las puertas de garaje, consisten en puertas grandes que se pueden abrir de manera manual, pero también las hay con motor eléctrico, y su principal función es que puedan entrar vehículos al garaje dela casa.

Las hay de diferentes tipo de material, tamaño y diseño, sólo que cuando necesites una debes tener la seguridad acerca de tus requerimientos, y así elegir la más adecuada para tus necesidades y estar satisfecho con la adquisición.

Principales características de los diferentes tipos de puertas

En el caso de las puertas de garaje manuales, se abren con una llave, mientras que las puertas automáticas se abren a través de dispositivos, y constan de un manual de emergencia. Ambos tipos de puertas pueden ser hechas de madera, aluminio o acero.

Una característica que puede destacar su cerrajero de confianza es que ofrecen todas las puertas de garaje, es que protegen los carros de las condiciones climáticas. Por ejemplo, las puertas de garaje hechas de madera son elaboradas en madera macizas, son de gran calidad, muy resistentes. Y los tipos de madera más utilizadas son teka, iroko, y el niangón.

En cuanto a las puertas de garaje de acero, están elaboradas en un material que resiste a todos los climas que se presenten pero, es importante saber que necesita un tratamiento anti-humedad, porque este material se oxida con el agua.

Respecto a las puertas de garaje de aluminio, este material tiene las características de ser un material resistente y ligero, gracias a esas características tienen cualidades de aislamiento térmico porque es un excelente aislante del calor, y son muy fáciles de instalar.

Algunas de las puertas de garaje tienen otras características, como luces de cortesía que prenden cuando se abre la puerta, una función de bloqueo remoto que apaga el receptor cuando va a estar tiempo sin uso, disponibilidad de accesorios.

Tipos de puertas de garaje, según su mecanismo

Las puertas de garaje pueden ser: puertas de garaje manuales y puertas de garaje automáticas, el cerrajero puede hacer algunas sugerencias, pero al final la decisión es del cliente, de acuerdo a sus expectativas.

Entre los diferentes tipos de puertas de garaje conseguimos, las puertas abatibles, las cuales se basan en una o dos hojas sobre un eje vertical, esta puerta se abre en el exterior y libera un gran espacio en el garaje, consta de cierre automático.

Las puertas correderas, son estables en el cierre y automatización, para la instalación de estas puertas debemos contar con un gran espacio para poder abrir sin inconvenientes, estas puertas pueden ser rectas o curvas.

También están las puertas basculantes, éstas se pliegan, y se destacan por ocupar poco espacio. Las puertas enrollables, son como una persiana, tienen un sistema en el que la puerta se recoge en su parte superior. Las puertas seccionales, son las que se pueden adaptar a cualquier espacio en el garaje.

Las puertas de garaje con cadena de tracción utilizan una cadena unida a un carro de metal para abrir la puerta. Las puertas con abridores de tornillo de tracción cuentan con menos partes movibles y el uso de una varilla para subir y bajar la puerta. Las puertas con transmisiones por correa usan correas de goma para abrir la puerta y así hacen menos ruidos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

error: Content is protected !!