¿Cómo ven los niños a un cerrajero?

Infundir valores a los niños es complicado, como adultos siempre infringimos la ley de algún modo, mentimos o incurrimos en alguna falta de valores. Los niños por mas callados que sean siempre captan este tiempo de conducta y se quedan en sus mentes. De allí la sabia frase de que se predica con el ejemplo.

Los niños deben ser cuidados de los extraños o de conocidos abusivos, de los peligros que pueden dañar los físicamente pero mas aun importante de los daños psicológico. Muchos padres consiguen una vivienda muy segura, a partir de los buenos servicios de cerrajeros profesionales https://cerrajeriafichetbarcelona.es/, que evitan que cualquier intruso los vulnere.

Pero aspectos básicos, que no se toman en cuenta, los colocan en un mayor riesgo que permanecer dentro de cuatro paredes, ¡Hablar con extraños! Hace falta desde la infancia mostrarles a los niños la importancia de la seguridad, que es una responsabilidad propia como forma de defensa para hacerse más independientes.

A pesar que los cerrajeros profesionales sean personas de entera confianza para quienes lo contratan, los más pequeños no debe acostumbrarse a hablar con personas ajenas a su núcleo familiar, ni mucho menos a brindar información relacionada con la familia.

Generador de curiosidades

Cuando un niño observa a un cerrajero trabajar, con seguridad surgen muchas interrogantes. La más preocupante de sus inquietudes podría ser que si ellos podrían hacer lo mismo, que ellos estos habilidosos. Quizás quieran intentar desarmar las cerraduras o introducir algún palillo en el cilindro simulando el trabajo del profesional, una vez que se vayan.

Lo más importante es advertirles a los pequeños, que ahora tienen curiosidad sobre la cerrajería, que antes ni se percatan de que existían hasta que llego el señor a jurungarlas, es que las cerraduras no son cosa de juego, y que de ellas dependen que los ladrones no nos quiten nuestras cosas.

Un adulto siempre debería estar cerca cuando se hace un trabajo en casa, por lo que podría responder las preguntas que a nuestros pequeños les inquieta saber. Los Cerrajeros son personas serias, responsables y de confianza, que procuran evitar los daños de sus clientes por individuos externos.

Superhéroe fugaz

Si los padres han caído en un nivel de angustia por una llave rota, una puerta que se cerró accidentalmente y no se puede abrir, o que le cilindro se tasca o gira que son las fallas más comunes. Al momento de llegar el personal de servicios de cerrajería podría dar la impresión de ser un superhéroe, más si a los adultos les cubre una gran sonrisa de alivio una vez que se van del lugar.

Aliado de nuestros padres

Por otro lado, los cerrajeros pudiesen caer antipáticos a los niños, si los padres los contratan para reparar una puerta o cerradura que puede restaurar un aburrido encierro en una habitación de la casa.

La cerrajería siempre debería generar beneficios nunca la sensación de encierro o encarcelamiento, ni siquiera por seguridad. Existen productos de cerrajería que cubren la seguridad física de cualquier establecimiento siendo poco invasivos e innovadores.

error: Content is protected !!