Tips para proteger las puertas de madera

Las puertas de madera son unas de las más populares, podrás apreciarlas en muchos hogares, sin embargo en muchos hogares notarás que las puertas no tienen ese brillo característico de la madera, ese que implica una puerta que recibe el cuidado correcto.

Con el paso del tiempo, las puertas de madera se deterioran por factores como la humedad, el calor, los diferentes factores ambientales, se hinchan, se ponen opacas, entre otros signos de descuido.

La función tan valiosa que cumple una puerta, sin embargo muchos propietarios no le prestan la atención que requiere para que ofrezca una presentación adecuada y aporte elegancia a la decoración.

Si tienes una puerta de madera en tu hogar, toma nota de algunos tips para que su apariencia mejore de manera considerable.

Cómo realizar su limpieza

Eliminar el polvo acumulado en la puerta con un trapo suave húmedo, luego debes utilizar un producto comercial específico para ser utilizado en madera, para garantizar que no sea agresivo con tu puerta.

Pero si prefieres aplicar productos naturales, puedes usar una mezcla de vinagre y aceite de oliva, ½ taza de cada uno, mezclar bien y proceder a limpiar. También puedes utilizar amoniaco con un poco de agua, este preparado elimina el sucio de la madera.

Empieza la limpieza de la puerta con movimientos circulares y en dirección de la beta de la madera, la dejas secar para luego sacar brillo con un paño seco, al finalizar notarás la diferencia.

Para que el cambio sea completo, recuerda limpiar los pomos y los tiradores, para ellos debemos usar productos antibacteriales.

Si tiene un rayón, qué debo hacer

En caso de que tu puerta presente un rayón que afecte su estética, el cerrajero te puede sugerir que consigas lana de acero del número 000, barniz satinado interior, pincel y guantes.

Una vez que tengas estos implementos, debes comenzar a lijar de una manera muy suave con la lana, para que te quite la grasa y el polvo, luego extiende el barniz por la parte rayada hasta que la madera se impregne bien.

Por lo general con el barniz del color de la madera la raya desaparecerá casi en su totalidad, realiza este proceso varias veces para que logres un tono natural, sin raya las capas de barniz deben ser muy delgada para evitar que queden gotas del producto.

Cómo reemplazar una puerta de madera

Si se va a reutilizar las bisagras, solo tienes que sacar los tornillos de la bisagra de la puerta, luego el cerrajero debe medir el espacio de la puerta y el marco, la nueva puerta debe tener el tamaño parecido, de manera que no necesites recortar mucho.

De hecho, es recomendable no cortar por un solo lado para evitar que quede desalineada y dejar un espacio de 2 mm de cada lado y por arriba y un espacio de 8 mm por debajo.

Bisela los bordes de la puerta entre dos y tres grados, a la altura que haga tope con el marco para que encaje con la jamba.

Pero si en lugar de reemplazar la puerta, solo necesita algún tipo de ajuste, como corregir el mal funcionamiento por fallas de bisagras.

Sólo debes ajustar el primer tornillo si necesitar acercarla más, el segundo tornillo si necesitas bajarla o subirla hasta que logras llevarla al nivel que necesitas para que funcione.

error: Content is protected !!